Abecedario

La convivencia es una de las bases fundamentales en el Centro Educativo La Amistad

En el Centro Educativo creemos en los principios y por ello basamos nuestro esfuerzo y dedicación en trabajarlos. Uno de los más importantes es la Convivencia. La buena convivencia es una de las bases sobre la que vertebramos nuestro proyecto educativo.

La convivencia en nuestro Colegio es esencial si queremos que nuestros alumnos sean capaces de desarrollar todo su potencial y por ello ponemos todo nuestro esfuerzo en que el respeto hacia los demás sea una forma de entender la vida educativa. Tanto nuestro Plan de Convivencia como nuestro Reglamento de Regimén Interno están dirigidos a lograr unas buenas relaciones de respeto y convivencia en el Centro Escolar.

Somos conscientes que dentro de nuestras paredes se van a encontrar todo tipo de alumnos, con diferentes vivencias y experiencias, diversas costumbres y conceptos dispares de los mismos asuntos, pero ello no debe distanciarles sino más bien todo lo contrario, debe hacerles crecer como personas, debe hacerles saber que respetando y hablando todas las personas pueden entenderse.

Crear y fomentar un ambiente sano de convivencia es en lo que creemos en el Colegio La Amistad y por ello sabemos que si somos capaces de transmitirlo todos los alumnos van a ganar en confianza en sí mismos, en autonomía y en personalidad. Para que esta convivencia sea real debemos contar con la colaboración de todos los elementos que forman parte en el día a día de nuestro colegio, profesores, alumnos, y familias.

Para que todo esto no sean sólo palabras en el Colegio contamos con una Comisión de Convivencia que es la encargada de dinamizar, revisar y actualizar el Plan de Convivencia, escuchando y recogiendo todas las iniciativas y sugerencias de todos.

Normas que regulan la convivencia en el Centro

Todos los alumnos cumplirán y respetarán los horarios aprobados para el desarrollo de las distintas actividades del Centro. Los alumnos mostrarán respeto hacia el profesorado, hacia sus compañeros y a todos los miembros de la Comunidad Educativa. Los alumnos obedecerán las indicaciones de todo el profesorado y del personal adulto adscrito al Centro. No se comerán golosinas durante las horas de clase. Los alumnos vendrán al Centro vestidos correctamente y debidamente aseados.

Los alumnos no podrán salir del Centro durante el periodo lectivo sin ir acompañados de uno de sus padres o persona autorizada. 

Normas que regulan el cuidado y utilización de los materiales e Instalaciones del aula y espacios comunes del Centro.

Los alumnos cuidarán las instalaciones y el material del Centro, usándolas de forma que tengan el menor deterioro posible. La limpieza tanto en el aula como en los espacios comunes, debe ser objeto permanente de nuestro Centro por lo que se pondrá el máximo esmero en no tirar papeles y otros objetos al suelo, no pintar las paredes y el mobiliario escolar y mantener el colegio en las mejores condiciones de limpieza posible.

Las salidas y entradas por los pasillos se realizarán en silencio y con el mayor orden posible, con el fin de no molestar a los compañeros que están dando clase en esos momentos. Durante el tiempo de recreo ningún alumno podrá permanecer en el aula ni en los pasillos a no ser que se encuentre con algún profesor. En el momento de ir al recreo cado alumno recordará lo que tiene que coger de la clase con el fin de evitar subidas y bajadas por la escalera sin necesidad. El almuerzo la comeremos en el patio con el fin de mantener las instalaciones limpias. 

Normas que regulan la actividad académica y el trabajo en el aula.

El estudio y el trabajo académico es un deber fundamental del alumnado quien tratará, en función de sus posibilidades, de mejorar su formación, poniendo para ello el máximo esfuerzo e interés. Los alumnos traerán al colegio el material necesario para el normal desarrollo de las actividades académicas. Cada profesor regulará y expondrá a los alumnos a principio de curso las normas generales que regulan las actividades y el trabajo de su área.

Los alumnos permanecen en su aula en los cambios de clase. Cuando un curso tenga que ir a una dependencia del Centro distinta a la de su aula, lo hará acompañado por el profesor correspondiente y guardando el orden y silencio, para no entorpecer las actividades académicas de los compañeros de otras clases.

Es obligación de todos los alumnos asistir a clase con puntualidad, tanto a la hora de entrar como tras la finalización del periodo de recreo o en el transcurso de cualquier otra actividad. Es deber fundamental de todos los alumnos respetar el ejercicio del derecho al estudio y al trabajo de sus compañeros de clase. Asimismo, los alumnos respetarán el derecho de los profesores a dar clase y a no ser interrumpidos en el transcurso de sus explicaciones. Las faltas de asistencia al Colegio se justificarán a través de la agenda y del documento, si fuese necesario, que fundamente la ausencia del alumno.