• Home
  • Actualidad
  • Protocolo de actuación para una vuelta al colegio segura
Montar en piragua

Las vacaciones y las tareas escolares

Llegan las deseadas vacaciones de verano y con ellas las aulas se cierran hasta el curso siguiente. En función de cómo hayamos acabado el curso debemos actuar de un modo u otro con respecto a nuestros hijos.

En el Centro Educativo La Amistad consideramos que aprender no debe ser una obligación sino más bien una motivación y por ello la palabra "deberes" debemos tratarla con cuidado.

Si nuestros hijos son de los que llevan bien los cursos debemos de alguna manera hacerles ver lo importante de su esfuerzo y el mejor modo es motivándoles a participar en actividades culturales como puede ser por ejemplo la lectura de libros, la participación en actividades artísticas y deportivas pero siempre dándole la autonomía suficiente. En el caso de los libros puede ser una buena motivación que sean ellos los que puedan elegir, por ejemplo, los títulos entre los que nosotros les presentemos. Lo importante, en definitiva, es seguir despertando en ellos las ganas de aprender, conocer y descubrir, pero con la sensación de haber hecho bien las cosas durante el curso.

Si por el contrario a nuestros hijos les ha costado sacar adelante el curso deberemos aprovechar este tiempo de vacaciones para reforzarles. Para ello lo ideal es establecer un calendario de actividades, una rutina bien marcada para que de este modo sepan a lo que se van a enfrentar. Debemos hacer ver que esto es positivo y fundamental para que el curso siguiente no cueste tanto esfuerzo. Al establecer una rutina va a ser más sencillo sentarse todos los días a "trabajar".

El mejor momento del día para realizar estas tareas escolares es a primera hora de la mañana. Las razones son muchas pero básicamente las podemos resumir en que están más descansados, hace menos calor y, además, después tendrán todo el día para dedicarlo al resto de actividades.